areacomercial@fopasef.com

Contacto

(01) 373-2598

Call Center

 DEPRESIÓN EN EL ADULTO MAYOR

DEPRESIÓN EN EL ADULTO MAYOR

La depresión en el adulto mayor, representa el problema de salud mental más frecuente en esta etapa de la vida, muy por encima de otros trastornos psiquiátricos. Se ha convertido en una enfermedad compleja para su diagnóstico y por ende con fallas en el tratamiento. En la gran mayoría de las ocasiones como suele pasar en el anciano se confunde con melancolía, tristeza o como un simple trastorno derivado del envejecimiento, que no queda más que ser aceptado como un proceso de la vejez que debemos vivir o peor aún, se le identifica como un “achaque, producto de la edad “.

La depresión se puede definir como el conjunto de síntomas que se manifiestan por la pérdida de interés y la incapacidad de satisfacción por las actividades y experiencias de la vida diaria. Tiene una clasificación múltiple, según los parámetros y escalas valoradas, relacionadas básicamente con intensidad y duración de los síntomas.

La depresión en el adulto mayor es uno de los trastornos neuropsiquiátricos con elevados costos sociales y en cuanto a salud se refiere. El padecerla, aumenta de forma considerable la probabilidad de muerte en el anciano así como un alto porcentaje de discapacidad y dependencia.

Factores de Riesgo en el Adulto Mayor

Hay muchas cosas que pueden ser factores de riesgo de depresión. Para algunas personas, los cambios en el cerebro pueden afectar el estado de ánimo y provocar depresión. Otras personas pueden tener depresión después de un acontecimiento importante en la vida, como un diagnóstico médico o la muerte de un ser querido. A veces, las personas sometidas a mucho estrés, especialmente las que cuidan a sus seres queridos con una enfermedad o discapacidad grave, pueden sentirse deprimidas. Otras pueden deprimirse sin una razón aparente.

Las investigaciones han demostrado que los siguientes factores están relacionados con el riesgo de depresión, pero no necesariamente la causan:

  • Afecciones médicas, como un accidente cerebrovascular o cáncer;
  • Genes, las personas con antecedentes familiares de depresión pueden tener un mayor riesgo;
  • Estrés, incluido el estrés de cuidar a una persona enferma;
  • Problemas para dormir;
  • Aislamiento social y soledad;
  • Falta de ejercicio o actividad física;
  • Limitaciones funcionales que dificultan la participación en las actividades de la vida diaria;
  • Adicción o alcoholismo, incluyendo el trastorno depresivo inducido por sustancias.

Signos y Síntomas en el Adulto Mayor

¿Cómo sabe si usted o su ser querido tienen depresión?

¿La depresión se ve diferente a medida que envejece?

La depresión en los adultos mayores puede ser difícil de reconocer porque las personas mayores pueden tener síntomas diferentes que las personas más jóvenes. Para algunas personas mayores con depresión, la tristeza no es su síntoma principal. En cambio, podrían estar sintiéndose más aturdidos o podrían tener menos interés en las actividades. También es posible que no estén tan dispuestos a hablar sobre sus sentimientos. Una mujer mayor con depresión mira hacia fuera de una ventana.

La siguiente es una lista de síntomas frecuentes. Aun así, debido a que las personas tienen síntomas diferentes, puede haber algunos que no se hayan incluido.

  • Estado de ánimo persistente de tristeza, ansiedad o «vacío»
  • Sentimientos de desesperanza, culpabilidad, inutilidad o impotencia
  • Irritabilidad, inquietud o dificultad para quedarse quieto
  • Pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron placenteras, incluido el sexo;
  • Disminución de energía o fatiga
  • Mayor lentitud al moverse o hablar
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Problemas para dormir, despertarse demasiado temprano en la mañana o quedarse dormido
  • Aumento o pérdida de peso no planificados que generalmente acompaña el comer mayor o menor cantidad de lo habitual;
  • Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos de suicidio.

Si tiene varios de estos signos y síntomas y duran más de dos semanas, hable con su médico. Podrían ser signos de depresión u otro problema de salud. No ignore las señales de advertencia. Si no se trata, la depresión grave puede terminar en muerte por suicidio.

Si es un proveedor de atención médica de una persona mayor, en las consultas, pregúntele cómo se siente. Las investigaciones han demostrado que intervenir durante las consultas de atención primaria es muy eficaz para reducir el suicidio en el futuro. Si es un familiar o amigo, busque señales. Escuche con atención si alguien de cualquier edad dice que se siente deprimido, triste o vacío durante largos períodos de tiempo. Es posible que esa persona realmente esté pidiendo ayuda.

¿Se puede prevenir la Depresión?

Muchas personas se preguntan si se puede prevenir la depresión y cómo pueden reducir su riesgo de desarrollarla. Aunque la mayoría de los casos de depresión no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

A continuación, se indican algunos pasos que puede seguir:

  • Haga actividad física y siga una dieta saludable y equilibrada. Esto puede ayudar a evitar enfermedades que pueden provocar una discapacidad y depresión. Se ha demostrado que algunas dietas, incluida la dieta DASH baja en sodio, reducen el riesgo de depresión.
  • Duerma de siete a nueve horas cada noche.
  • Manténgase en contacto con amigos y familiares.
  • Participe en actividades que disfrute.
  • Informe a sus amigos, familiares y su médico cuando tenga síntomas de depresión.
 5 PROBLEMAS DENTALES COMUNES EN EL ADULTO MAYOR

5 PROBLEMAS DENTALES COMUNES EN EL…

 ASMA

ASMA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.