973 954 196

Venta de Seguros

 ARTRITIS REUMATOIDE

ARTRITIS REUMATOIDE

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones y sus tejidos circundantes de manera crónica; causa dolor, rigidez, hinchazón y movimiento limitado de éstas. Es el tipo más común de artritis autoinmune.

Este padecimiento afecta a las articulaciones pequeñas y medianas como muñecas, codos, manos, rodillas, tobillos y hombros, así como a otros órganos del cuerpo; piel, ojos, corazón, sistema nervioso, pulmones, sangre y aparato músculo-esquelético.

Es una enfermedad autoinmune, es decir, se produce cuando el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo. Los investigadores no saben qué provoca este padecimiento, aunque parece probable que sea un componente genético que provoca vulnerabilidad a los factores ambientales, causando infecciones que pueden desencadenar la enfermedad.

as personas que tienen sobrepeso o son obesas, especialmente las mujeres de hasta 55 años, pareciera que presentan un mayor riesgo de desarrollo de artritis reumatoide. De la misma manera hay factores externos como el tabaquismo que aumenta el riesgo de desarrollarla.

Los síntomas varían de una persona a otra, entre ellos están: articulaciones sensibles a la palpación, pueden sentirse calientes e hinchadas; rigidez articular que generalmente empeora por las mañanas y después de la inactividad; y cansancio, fiebre y pérdida del apetito.

Para diagnosticar la artritis reumatoide, los médicos tienen en cuenta la historia médica, el examen físico, las radiografías y los estudios de laboratorio.

Aunque no hay cura para la artritis reumatoide, el tratamiento ha mejorado mucho en los últimos años, puede detener el dolor y la hinchazón de las articulaciones, también previene el daño articular.

El tratamiento puede incluir medicamentos, éstos se pueden dividir en dos grupos: 1) los que pueden aliviar los síntomas, y 2) los que pueden modificar la enfermedad. Es probable que a veces se utilicen dos o más medicamentos en forma simultánea, cada uno de los cuales tendrá un propósito específico. Algunos de estos medicamentos afectan el sistema inmunológico o tienen efectos secundarios, por lo que será de gran importancia tomarlos bajo supervisión médica. Un tratamiento temprano dará mejores resultados a largo plazo.

Otra opción es la cirugía, la cual puede reducir el dolor, ayudar a que la articulación funcione mejor, y ayudar a las personas a hacer sus actividades diarias. La cirugía no es para todos, es necesario consultar al médico para ver cuál es la mejor opción.

Es conveniente consultar al reumatólogo con frecuencia durante el año, esto ayudará a un control de la enfermedad y examinar si hay efectos secundarios de los medicamentos. A veces se sugieren dietas especiales, vitaminas y otras terapias alternativas o complementarias para controlar el dolor, como un programa de ejercicio, grupos de apoyo o clases educativas.

 DOLOR DE ESPALDA EN LOS ADULTOS MAYORES

DOLOR DE ESPALDA EN LOS ADULTOS…

 DIA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

DIA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA EL…

 DIA MUNDIAL DE LA MENOPAUSIA

DIA MUNDIAL DE LA MENOPAUSIA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.